“No emprendas”

Querido universitario, te daré un consejo. No emprendas.

Fórmate, estudia, aprende. Empápate de conocimientos. Aprovecha tu aventura en la universidad. Descubre en qué eres bueno y saca lo mejor de ti. Porque esta etapa, dentro y fuera de las aulas, será el punto de inflexión de todo lo que vendrá después.

Viaja, descubre nuevas culturas, abre tu mente. Disfruta de la vida universitaria. Evoluciona. Haz nuevos amigos, comparte experiencias con los demás. Ríe, vive, sueña. Cambia tu mente. Y si lo necesitas, busca un trabajo que puedas compatibilizar con tus estudios. Pero por favor, piénsatelo dos veces a la hora de emprender.

Si la vida ya pasa rápido de por sí, en la universidad la intensidad es aún mayor. Un buen día, casi sin darte cuenta, habrás acabado la carrera. Con una inagotable sensación de nostalgia y un gran vértigo por lo que está por venir. No te preocupes, es normal. Has finalizado una etapa inolvidable, y se avecina un futuro incierto.

Tranquilo, no te agobies. Si has llegado hasta aquí, es porque vales mucho. Pero ojo, tienes que ponerte las pilas. A partir de ahora, tus esfuerzos deben centrarse en acceder al mercado laboral. A ser posible trabajando en lo que has estudiado y en un puesto que te haga feliz.

Comienza una nueva aventura: buscar empleo. Sí, sé que esto es un trabajo en sí mismo, pero tu futuro laboral bien merece ese sacrificio. Así que no te duermas. Haz un buen CV que te diferencie de los demás. Pon en valor las virtudes que te han hecho llegar hasta donde estás. Y ten movilidad, no te acomodes. Eres joven y tus seres queridos siempre van a estar ahí.

El objetivo es encontrar un empleo en el que puedas seguir aprendiendo, mejorando, y aplicando lo que has aprendido en la universidad. Puedes llegar a conseguirlo a través de unas prácticas, un buen máster, un contacto, o por ti mismo. Sea como sea, lo importante es llegar y empezar tu carrera de fondo en el mundo laboral.

Confía en ti mismo. Encontrarás piedras en el camino, incluso algún que otro muro, pero con esfuerzo y trabajo lo vas a conseguir.

Querido postuniversitario, eres un valiente. Dejando atrás el miedo al fracaso, has llegado hasta aquí. Y ahora, con todas las experiencias vividas, algo de dinero ahorrado, y una buena formación tanto académica como profesional, ¿por qué no intentarlo? Si te gusta la idea de montar un negocio propio, ya estás preparado para emprender.

emprender

Anuncios
Categorías: universidad | Etiquetas: , | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: