La evolución del gallego en la enseñanza

La lengua gallega corre serio peligro. En apenas un siglo se ha pasado de un modelo de enseñanza de clara tendencia gallega, a un uso predominante del castellano. La transmisión generacional del gallego es cada vez más difusa. Falta interés, apoyo, concienciación…En definitiva, un mayor compromiso de Galicia con su lengua autóctona.

La tendencia actual es muy dispar entre las diferentes generaciones. Muchos abuelos hablan gallego, pero los más jóvenes (especialmente los niños) reciben la herencia del castellano como lengua mayoritaria. Entre medias, encontramos varias generaciones de bilingües que se decantan por una u otra lengua en mayor grado. En la mayoría de los casos, una idea ronda la cabeza de los padres: el castellano, y más recientemente el inglés, son las lenguas vehiculares de mayor prestigio en la enseñanza. Las que ofrecen las mejores oportunidades de futuro. Lamentablemente, el gallego está perdiendo peso en el sistema educativo. Y su transmisión generacional ha entrado en una espiral negativa: los padres confían en que los niños aprendan la lengua de forma innata, y en las políticas lingüísticas de la administración pública para preservar el gallego. Craso error. La supervivencia de la lengua está supeditada a la implicación de toda la comunidad educativa gallega, desde los padres hasta los colegios e institutos.

Bajo mi punto de vista, en la calle hay percepciones erróneas. El inglés es importante, está claro. Y cada vez más necesario. Sin embargo, su incorporación al sistema educativo no tiene por qué desplazar al gallego. Son dos lenguas tan diferentes, que ambas suman y de ninguna forma se entorpecen. Pero el miedo al plurilingüismo siempre está presente. Ya no solo entre gran parte de la población, sino también entre la clase política. Muchos olvidan que, ante todo, la diversidad lingüística enriquece una cultura.

Personalmente, creo que la lengua gallega ni es tan minoritaria ni está tan muerta. Entre seis mil lenguas, es una de las doscientas más habladas del mundo. A pesar de todo, sigue siendo una de las lenguas vehiculares del sistema educativo gallego. Para un español su aprendizaje es sencillo y es un trampolín hacia al portugués, una de las lenguas más habladas del mundo. Además, su literatura es importante, de reconocido prestigio. Existen canales de televisión, emisoras de radio y editoriales de prensa en gallego. Y si hablamos de Internet, la presencia de la lengua en la red es más que considerable.

El gallego es parte de la identidad cultural de un pueblo. Galicia sin el gallego es como A Coruña sin la Torre de Hércules, o Santiago sin el Botafumeiro. Entonces, ¿qué se puede hacer para evitar su pérdida? La clave es que todos los miembros de la comunidad educativa (escuelas, padres, políticos…) trabajen de forma conjunta para impulsar la lengua gallega.

Con un compromiso en firme y eliminando los prejuicios, salvar el gallego todavía es posible.

gallego

Anuncios
Categorías: universidad | Etiquetas: , , | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: